A veces se gana a veces se aprende, el TeamClaveria en el Clasificatorio de Tudela.

A veces se gana a veces se aprende, el TeamClaveria en el Clasificatorio de Tudela.

A veces se gana a veces se aprende, el TeamClaveria en el Clasificatorio de Tudela.

0 comments 📅10 julio 2016, 17:54

La frase que resume la participación de los triatletas del Proyecto Olimpiadas Team Clavería en el Clasificatorio de Tudela para el Campeonato de España de Triatlón élite es “A veces se gana a veces se aprende”.

No fue el día de l@s TeamClaveria en el Clasificatorio celebrado el domingo 3 de julio en la localidad navarra de Tudela.

Ricardo Clavería nos hace el informe de las carreras del Clasificatorio de Tudela:

<<Llegábamos a Tudela con bastantes esperanzas de clasificar a 2-3 miembros del Team Clavería pero no ha habido suerte y tendremos que viajar a Altafulla para cerrar la clasificación para el Campeonato de España de Triatlón de Banyoles.

Todo se empezaba a complicar la tarde del sábado, la gastroenteritis se ceba con Esther Martín que venía buscando pódium y con Rubén Pereira.  En carrera las cosas pintan mal y decidimos que Esther, sin fuerzas tras la natación, se retire.

Comienza la carrera masculina con una natación bastante sucia tras una salida estrecha, donde se mostró la incompetencia por parte de los jueces para controlarla.

Desde el principio Benages tira a muerte y hace un corte llevándose a Galisteo y Aguayo. A 30″ sale un grupo de 8 donde se encuentra Ricardo al que le ha faltado chispa para seguir al trío cabecero. A 20″ sale un gran grupo de unas 20 unidades con el resto de los integrantes del TEAM CLAVERIA (incluido Rubén que está tirando de reservas para echar una mano a sus compañeros).

Nada cambia en bici, tras mucho desgaste por el viento, se bajan a correr con las espadas en alto. Parecía que Ricardo lograría clasificarse mientras que el resto necesitaban un gran día a pie para poder meterse.

No hubo suerte: Ricardo se viene abajo en el duro circuito de carrera y se queda fuera (le falta un poco para volver a ser el de antes de la rotura de la cabeza del radio); Carlos Jiménez Anasagasti redondea una buena actuación y, tras una gran carrera a pie, llega el 15º a 30″ de clasificarse; a pocos segundos de él llega un estupendo Jaime; Iván Rodado, Rubén e Iván Muñoz se dejan ir en la parte final de la carrera, reservando fuerzas para futuros compromisos.

En definitiva, decepción en cuanto al resultado pero, ¡¡esperanza de cara a nuestros siguientes compromisos!!>>.

Rubén Pereira, clasificado anteriormente, narra su carrera donde trataba de ayudar a sus compañeros:

<<Llegábamos a Madrid tras una buena semana de entrenos en el stage de Ribadesella. Con el tiempo justo para dar besos, cambiar los calzoncillos y descansar bien en nuestras camas, volvemos al coche para hacer otras 4 horas de viaje rumbo al Clasificatorio de Tudela.

A la llegada revisamos los circuitos y en hotel nos reunimos todos juntos para ver las World Triathlon Series Stockholm, cenar y a pensar en mañana.

Nos ponemos en marcha. Noto que mi motivación y grado de activación no es el adecuado (vengo a ayudar y no estoy como debo). Esto se nota a la hora de dar la salida que me pilla despistado y muy lento. Pero allá vamos comienza la partida. Una mala natación me deja en un grupo que no puedo aportar nada a mis compañeros con lo que mi intención de ayudar se viene abajo y, además, comienzan los retortijones y el dolor de tripa… Me quedo fuera de carrera totalmente y solo pienso en acabar. Me motiva ver a Richi muy bien colocado en puestos de clasificación.

Al bajarnos a correr la tripa sigue igual 2’5 km que me parecen 10. No aguanto más y hago una parada técnica. Tras echarlo todo nos ponemos en marcha, curiosamente el cuerpo funciona muy bien ahora y me pongo a correr como loco pasando a muchos de los que me habían pasado y maquillando un poco la carrera.

Al llegar a meta voy a buscar a mis compañeros con ilusión y ganas de felicitar a alguno. Menudo bajón al ver que casi pero ninguno ha entrado… no ha sido para nada nuestro día. Nuestras tripas (la de Esther y la mía) y las diferentes carreras donde todos han tenido problemas ya sea nadando, en bici o corriendo nos dejan un sabor bastante amargo.

En definitiva nos quedamos con lo importante: la concentración y motivación en una carrera que puede dejarte fuera antes de empezar y saber que estamos ahí, que aún queda una oportunidad y lo daremos todo. Siendo un día bastante malo hemos conseguido estar cerca. ¡¡A la próxima sí que sí!!>>.

Cuéntanos tu opinión sobre el Team Clavería, escribe a teamclaveria@triatlonland.com o persíguenos en nuestras redes:

 

Share this article: